LA ORIENTACIÓN

El plano o el mapa

Elemento imprescindible

¿Para qué sirve?

 

EL PLANO O MAPA

Entendemos por mapa o plano a la representación gráfica en dos dimensiones (2D) y tamaño reducido (a escala) de un terreno o territorio real (3D). Es decir es un dibujo que trata de representar un espacio real o un paisaje, pero visto desde arriba, como si lo observásemos desde un avión.

El plano nos permite recorrer espacios desconocidos, calcular distancias aproximadas y decidir recorridos posibles. El mapa es una herramienta imprescindible para las carreras de orientación por varias razones:

Pero un plano no sirve de nada si no somos capaces de interpretarlo, es decir, de "leer" lo que el mapa no "está diciendo" sobre un terreno determinado. Esta capacidad de interpretación es algo que debe aprenderse y practicarse para mejorarla, y esto se logra fundamentalmente de dos formas:

    1. Acostumbrándose a utilizar planos y mapas en diferentes lugares, viajes, recorridos y excursiones, así como tratando de interpretar el paisaje con mapas y viceversa, identificando referencias reales en 3D con otras gráficas en 2D. Esto además conviene hacerlo de forma individual en cuanto sea posible.

    2. Dibujando planos o mapas de terrenos, lugares o espacios conocidos. Este tipo de ejercicios favorecen enormemente la capacidad de imaginarse un paisaje a partir de una imagen en 2D y de imaginarse una representación gráfica o plano a partir de la vista del paisaje.

 

Ejercicio 1: Para empezar a desarrollar tu capacidad de interpretar planos, te proponemos que dibujes un plano que describa el siguiente paisaje. Para hacerlo, lo mejor es que utilices una cuadrícula en blanco y que trates de ubicar en ella los detalles del paisaje original que también hemos cuadriculado para ti. Puedes imprimir una cuadrícula en blanco desde cuadrícula (PDF) o cuadrícula (Word).

 

 

 

Además de interpretar un mapa o un plano, tenemos que ser capaces de orientarlo, es decir, colocarlo tal y como el paisaje real está colocado, esto no siempre resulta fácil y podemos estar pensando que la realidad del terreno es justo al revés. Para orientar el plano, podemos utilizar dos modos básicos:

    a) Sin brújula. Localizar en el plano y en el paisaje algunos puntos o detalles (edificios, elevaciones, ríos, calles...) y hacerlos coincidir en posición a la vista: "si la torre la veo a la derecha del río, en el plano me han de quedar igual".

    b) Con brújula. Girar el papel hasta que el norte del mapa coincida con el señalado por la brújula y a partir de ahí sólo necesitamos identificar un punto en ambas partes (plano y paisaje).

 

Ejercicio 2: Sin brújula y a simple vista, trata de identificar qué plano de cada serie, está correctamente orientado con respecto al paisaje dibujado. El ratón te dará la solución correcta cuando lo pases sobre cada plano correcto.

 

 

TIPOS DE PLANOS

Existen muchos tipos de planos, de diferentes calidades, tamaños, utilidades, escalas, etc. Cada uno de ellos tiene su propia utilidad, aunque algunos de ellos sirven para numerosos tipos de usos, ya que además de ser muy precisos y descriptivos, ofrecen gran cantidad de información.

Básicamente podemos clasificarlos en los siguientes grupos:

 

ESCALAS

La escala de un mapa es la proporción a la que representan la realidad. El mapa dibuja medidas reales, a un tamaño mucho menor. Por ejemplo, en una hoja de tamaño A4, podemos tener un mapa del mundo o bien un mapa de Cantabria. El primero representará cientos de kilómetros en un centímetro, el segundo algunos kilómetros en cada centímetro.

Los mapas incluyen la información necesaria sobre su escala para ayudarnos a interpretar sus dimensiones, es decir para que podamos imaginar las distancias reales al ver el dibujo. Esta información aparece de dos formas:

Las escalas más convenientes para las carreras de orientación son las comprendidas entre 1:5.000 y 1.15.000, aunque podemos tratar de construir o reformar partes concretas de mapas más convencionales a partir de escalas de 1:25.000 o incluso 1:50.000 (como son las del Instituto Geográfico Nacional, del Ejercito o de editoriales especializadas). Para planos escolares, la precisión no es tan importante, pero el detalle sí, por lo que la escala, aunque no necesitamos determinarla, deberá ser de menor reducción.

 

REPRESENTACIÓN GRÁFICA

Los mapas y planos, para poder ofrecer mayor información utilizan numerosos convencionalismos y símbolos, los cuales tratan de representar detalles reales. Principalmente debemos conocer cuatro tipos de representación gráfica:

Ejercicio 3: se muestran varios dibujos con curvas de nivel, que representan alguna de las figuras de colores, tal y como se vería aparentemente el paisaje representado por las curvas de nivel. Muévete con el ratón por la barra de desplazamiento de la derecha (sin pasar por las figuras de color), y cuando hayas decidido a que figura corresponde cada esquema de curvas de nivel, pasa con el ratón por encima de la misma para comprobar si has acertado.

 

TAREAS RECOMENDADAS

Una de las mejores recomendaciones didácticas que podemos ofrecer para la enseñanza de la orientación en general y del trabajo de los mapas y planos en particular es solicitar al alumnado que dibujen un plano  de algún territorio conocido, especialmente si después vamos a competir o practicar en ese mismo terreno.

Nuestra experiencia recomienda los siguientes espacios según niveles educativos:

Para dibujar los planos, deben marcarse algunas pautas para tratar de estandarizar los dibujos, los criterios de dibujo y las convenciones para interpretarlos. Algunas de estas pautas pueden ser por ejemplo las siguientes:

- Presentar los planos en tamaño DIN A-4 en papel blanco (en primaria puede utilizarse cuadriculado para facilitar la labor).

- Realizar los dibujos en trazo monocromo (preferiblemente negro).

- Evitar cualquier tipo de representación abatida o en perspectiva.

- Recurrir a una leyenda cuando sea necesario.

- Repasar en clase algunos tipos de símbolos básicos para utilizar por todos (pared, vallas, farolas, árboles...).

- Definir una orientación concreta igual para todos: por norte geográfico, por mejor encaje en el papel, etc.

- En el caso del plano del centro o del barrio, la progresión del dibujo puede ser guiada, durante las clases. Como ejemplo podemos dedicar 3 sesiones de trabajo de campo:

 

Sesión 1ª: dedicarse a dibujar todo el perímetro del centro.

Sesión 2ª: dedicarla a ubicar y dibujar los elementos principales (edificios, pistas, etc.). No se trabajan los planos de los interiores.

Sesión 3ª: dedicada a completa todos los detalles complementarios (farolas, papeleras, aceras, árboles, etc.).

(Para volver)