PANORÁMICA GENERAL

 

La excursión propone un interesante periplo por la geografía de Cantabria. Inicialmente el tren nos transporta de norte a sur atravesando una de las rutas históricas más clásicas en el eterno problema de accesos a la meseta (ambiental-hito). Poco antes de Reinosa, en Santiurde, comenzamos a caminar en ascenso para acceder al cordal montañoso que limita los valles del Saja y Besaya. Continuamos por él en dirección sur y después oeste para contemplando grandes panorámicas paisajísticas finalizar descendiendo al pié de la vertiente sur del Puerto de Palombera. Previamente habremos dejado a nuestra izquierda a nivel muy inferior el castillo de Argüeso. La pernocta será en el pueblo de Soto, en pleno valle de Campoo.

 

El segundo día transcurre por bastante altura. Un ascenso inicial nos ayuda a superar el collado de Rumaceo. Constantemente recorreremos la falda norte de uno de los cordales que, con altitudes superiores a los 2000 metros, rodean la estación invernal de Alto Campoo. Atravesamos un paraje extenso formado por pastos de altura, la cuenca a partir de la cual se genera el río Saja. Nos desplazamos en dirección oeste y abandonamos estos bellos parajes con la superación del collado de Sejos, con una probable visita a sus menhires (un conjunto de piedras que en su día estuvieron pinadas formando un “cromlech” de la edad de bronce. El caso más cercano de este tipo de fenómeno se encuentra en Asturias. Son piedras talladas que podrían fecharse en hasta 2.500 años A.C).. Desde allí un largo descenso nos devuelve a la civilización rural del valle de Polaciones. Tras pasar por Uznayo llegaremos a Pejanda en busca de un merecido descanso.

 

 

De valle en valle nos vamos aproximando al destino, de nuevo un ascenso matinal para situarnos en la ladera suroeste del Cornón de Peña Sagra (Collado de las Inverniellas). Este paraje fue, según los historiadores, el último refugio de los cántabros que se resistieron a la total conquista romana, al parecer aquí se retiraron los últimos hasta darse muerte ellos mismos antes de someterse sin remedio ante la ofensiva definitiva que procedente de las guarniciones del sur (Reinosa y Riaño)  y de desembarcos en la costa norte procedentes de Aquitania, rodearon completamente a los últimos reductos cántabros. Cambio de valle y, habitualmente, cambio de clima. Pasamos del frecuentemente húmedo valle de Polaciones a la comarca de Liébana, la menos lluviosa de Cantabria. Sus bosques frondosos nos esperan y nos acompañan en el descenso hacia sus preciosos y conservados pueblos. En Luriezo, pasaremos nuestra última noche frente a una fascinante panorámica de los Picos de Europa.

 

La última jornada nos exige descender por el bosque hasta Potes, atravesarlo supone conocer algunos ejemplares de árboles de los más antiguos y singulares de nuestra región poco a poco y en descenso permanente nos acercamos hasta el destino, Santo Toribio de Liébana. Potes es una localidad de origen medieval, nacida a mediados del Siglo VIII como refugio cristiano ante la invasión musulmana. Actualmente es “la capital” de Liébana y recibe mucho turismo todo el año, es además la puerta de acceso más popular desde Cantabria al Paque Nacional de los Picos de Europa. El regreso será en autobús, en dirección norte, atravesando el espectacular desfiladero de la Hermida, cañón natural tallado a lo largo de miles de años por el río Deva. Una vez en las cercanías de la costa, el regreso final nos dirige desde el oeste hacia el este, a Santander.

 

Nuestra ruta es especial. No corresponde a ninguna de las propuestas en las campañas promocionales y que son:

-          La ruta asturiana.

-          La ruta de la Costa.

-          La ruta Leonesa.

-          La ruta Castellana.

Todas ellas tienen sus particularidades e interés, sin embargo, transcurren demasiado cercanas a las carreteras de acceso a Liébana. Nuestra ruta presenta tanta o mayor belleza que las anteriores, está completamente vinculada a la Cordillera Cantábrica, se introduce más a fondo en la naturaleza y propone una variante original.

VOLVER